Hoteles Vilar Rurals

Si la mayor parte de tu carrera te la has pasado conociendo destinos, hoteles, orientando a clientes sobre su destino “soñado” de vacaciones… en cuanto llega el momento de hacer viajes en familia, tienes tal cantidad de ideas en tu cabeza, que podría explotar.

Este post va dedicado a esos hoteles que no he visitado antes, pues está pensado para familias, pero ya me había quedado con las ganas antes, y ahora no veo que llegue el momento de poder #volveraviajar para alojarnos en alguno de ellos.

La cadena Vilar Rural tiene 3 hoteles INCREÍBLES en Cataluña: Sant Hilari, Cardona y Arnés. Hoteles de gran calidad y con muchísimas actividades.

Granja y huerto en Vilars Rurals

Granja, huerto, actividades, excursiones… hasta actividades para bebés. Nos ayudará a dar a conocer y enseñar a respetar a los animales, a nuestros pequeños. Recoger huevos, alimentar a los animales, conocerlos, plantar semillas, ver cómo crecen las plantas, cuidar del huerto, recoger alimentos y después verlos en nuestro plato.

Además de esto también se realizan talleres conjuntos para adultos y niños, para despertar la creatividad. Entre algunos de ellos destacamos: de cocina, manualidades, reciclaje, trucos de magia, incluso cómo crear tu propio disfraz.

Las ubicaciones de los hoteles, los convierten además en una base de operaciones para realizar excelentes excursiones:

Sant Hilari, Cardona y Arnès

CARDONA: Nos puede sorprender con su castillo, su casco antiguo y su historia medieval. Sus minas de sal, son uno de sus atractivos, actualmente se puede visitar solamente una pequeña zona, una visita guiada nos permitirá conocer su importancia geológica. Además también podremos disfrutar del maravilloso espectáculo paisajístico del Valle del Cardener, que ofrece hermosas y extrañas formas; esta zona de Cataluña estuvo bajo el mar hace millones de años.

SANT HILARI: está ubicado en la sierra y muy cerquita del Montseny. Las posibilidades de desconexión y a su vez conexión con la naturaleza están garantizadas. Para los más valientes podréis hacer el ascenso al Turó de l’Home, los menos osados podréis visitar la localidad de Viladrau. Además muy cerquita del hotel se encuentra el parque Sant Hilari Aventura. Es un parque de aventuras en los árboles. Hay circuitos colgantes, tirolinas, puentes articulados. Dispone de diferentes circuitos con varios niveles de dificultad, así cómo uno para niños.

ARNES: es la opción más tranquila de los tres, rodeado de olivares y viñedos; se encuentra cerca de una via verde. Si buscas relax y tranquilidad, esta debe ser tu opinión. Es un hotel bikefriendly.

Si quieres vivir unos días de diversión en familia, en compañía de lo animales de la granja, comer del propio huerto y disfrutar de la naturaleza,ya sabes cual debe ser tu elección.

¡A disfrutarlos en familia! ¿Con cual te quedas?

Fdo #travellermom

Hoteles especial Kids en Mallorca

La elección de un hotel es algo muy importante para unas vacaciones. Siempre suelo “chafardear” la web del hotel, varios buscadores de precios, suelo mirar páginas de opinión, ver fotos de viajeros… Antes de convertirme en #travellermom tenía en cuenta cosas cómo: ubicación, tarifa, habitación, servicio de buffet… Pero cuando apareció #babyeric en nuestras vidas, me dedico a mirar la piscina, si disponen de zona infantil, zona para juegos, habitación con salón separado de la habitación… Las necesidades cambian, a la vez que te cambia la vida; y toda mamá sabrá el despliegue que requiere unas vacaciones con un pequeño.

Debido a la situación de crisis sanitaria el verano pasado no pudimos desplazarnos fuera de la isla; pero, después del confinamiento, tampoco queríamos pasar los días en casa. Así que además de algunas excursiones decidimos disfrutar de la planta hotelera que tiene la isla.

Habitualmente nos suele gustar mucho la zona de Playa de Muro, esa playa es estupenda para familias, además de permitir dar largos paseos, y tener a tiro de piedra la pequeña pero coqueta ciudad de Alcudia. Así que 2 de los hoteles que visitamos estaban en esa zona, y el otro se encontraba en la Zona Este, Zona de Calas. Cómo #travellerdad no había vivido la sensación de la “pulserita all inclusive” decidimos reservar en ese régimen. Las experiencias fueron variadas, desde la sorpresa positiva, hasta las ganas de volver a casa sin acabar nuestra estancia. Pero, no quiero entrar en detalles de todos ellos. Solamente os voy a hablar del último en el que estuvimos alojados, pues es el que nos hemos planteado repetir este verano, si tenemos oportunidad.

Se trata de Mar Hotels Playa de Muro Suites.

Está situado muy cerquita de la playa, a escasos 200 m, además del Parque Natural de S’Albufera. La ubicación ideal, pudimos pasear y disfrutar de la playa; y además #travellerdad que es runner disfrutó de lo lindo por las mañanas con sus carreras. No olvidemos que el hotel también dispone de un pequeño gym. Pero una vez entras al hotel, la cosa no hace más que mejorar. El personal ENCANTADOR, lo tengo que poner en mayúsculas para darle el énfasis que merece. El servicio de AI muy muy bueno, así cómo la calidad y variedad del buffet (realmente cuando trabajas en este sector a veces tienes ganas de huir de los servicios de buffet). Las instalaciones de 10, dispone de una piscina que está más pensada para adultos, enfrente además hay otro pequeño edificio dónde se lleva a cabo la mayor parte de la animación y dispone de una SÚPER PISCINA PARA NIÑOS. (también en mayúsculas, si Eric pudiera hablar, me pediría que lo hiciera así… lo que llegamos a disfrutar tanto él cómo nosotros. La habitación también era estupenda, amplia, limpia, no le faltaba detalle.

Por supuesto que esta no es la única opción de hoteles especiales para peques en la isla, pero para mí, es el que he vivido en primera persona y como mami primeriza. De todos modos, os dejo otros hoteles para que probéis, que yo también tengo en mi lista, para otras ocasiones. También los estuvimos mirando pero, o estaban cerrados, o completos, o se nos escapaban para el presupuesto que teníamos en ese momento.

-. Viva Blue&Spa: Se encuentra situado en la misma zona, el complejo es espectacular y dispone además de una zona de piscinas increíbles, una de ellas también especial para niños. Dispone además de una zona Spa y de gimnasio.

-. Sol Katmandú: Al buscar alojamiento en Muro lo descartamos, pero este hotel de Calvià es IMPRESIONANTE. Posee su propio parque temático, zona de miniclub, minigolg, diferentes piscinas para adultos y niños…

-. Iberostar Pinos Park: Está ubicado en la zona de Capdepera, y es un hotel especial para familias. Sus habitaciones son amplias y cómodas y los servicios van desde: piscina infantil con toboganes, cascadas y varios programas de actividades. Además… Cursos de cocina de helados y postres.. dicen que para los niños, pero yo me apunto.

. Zafiro Can Picafort: En la zona norte, pero un poco más retirado de la playa es un complejo IDEAL para niños. Tiene Burbuja para jugar en la piscina, piscina infantil con barco pirata, club para niños, castillos hinchables, parque…

Si el tiempo y la economía lo permite seguiremos investigando otras opciones de alojamiento y os mantendremos informados.

Si te ha gustado no dudes en seguirme en mis redes sociales para información diaria.

Fdo #travellermom

¡Acércate a Viena con nosotros!

Cuando piensas en Viena lo primero que suele venir a tu mente es la música, ¿verdad? Su concierto de año nuevo, es cuna de grandísimos compositores, la gran ópera… Pero la ciudad es muchísimo más que eso, mezcla de culturas, nos aporta: belleza, hermosa arquitectura, más de 100 museos, paseos por una ciudad barroca… pero a la vez un ambiente moderno y lleno de vida.

Parece que cuando caminas por una de las grandes ciudades de Europa todos los edificios se asemejan, ves pasar a la gente ajetreada, pensando en sus cosas; mientras intentas encontrar el sentido de la ciudad. Hasta que llega un momento en que te llega la revelación; la puede provocar un cruce de miradas con un desconocido, una sonrisa, un edificio, un parque, una cerveza en un bar… cada ciudad tiene su propia alma. Mi momento de descubrirlo fue durante un paseo por el Barrio de los Museos, rodeada de arte, de cultura por todas partes. ¡VIENA ES CULTURA!

Dos son los palacios proclamo de la ciudad: Belvedere y Schönbrunn. Ambos rodeados de impresionantes zonas ajardinadas.

-. Schönbrunn es una de las construcciones barrocas más bellas erigidas en Europa. La antigua residencia de verano de los Habsburgo impresiona con sus frescos, las lámparas de araña, y el oro que podemos disfrutar en las 40 habitaciones abiertas al público. La habitación del espejo, vio actuar a Mozart a la edad de 6 años. #babyeric era demasiado pequeño, pero si viajas con niños te interesará conocer el Kindermuseum. Lugar dónde los más pequeños conocerán cómo era la vida cotidiana en la corte; además se podrán vestir de príncipes y princesas y mandar a sus siervos (los papás).

-.Belvedere, otro impresionante palacio barroco, alberga una gran colección de arte en su interior; sobre todo pone las pelos de punta (para todos los amantes de la pintura) la increíble obra de Klimt, entre la que se encuentra “El beso”.

Otra de las maravillas con las que deleitarnos en nuestro paseo, es el Castillo Fortificado de Hofburg. En su interior se encuentra la Burgkapelle, dónde puede escucharse la misa de los niños cantores. Si te interesa visitar el castillo y sus inmediaciones es recomendable reservar entrada, puedes comprarlas combinadas, que son más económicas.

El barrio cultural por naturaleza es el Museum Quartier. El paseo por este distrito te evocará a la época de la Emperatriz Isabel (O lo que es lo mismo, la archiconocida Sissi). Encontramos desde grandes obras de Rubens en el Kunsthistorisches hasta meteoritos y dinosaurios en el Naturhistorisches Museum. La joya de la corona para toda familia con peques es el Zoom. Un museo infantil de artesanía y actividades dónde los peques podrán “crear” su obra de arte en el “atelier” además de recorrer exposiciones pensadas especialmente para ellos.

De imprescindible visita son también la Ópera (por supuesto una de las principales del mundo) y Stephansdom, catedral de San Esteban, obra maestra del gótico.

Necesitaría la extensión de un libro para poder explicaros con más detalle y cada uno de los preciosos lugares que podéis conocer. Para mí, aunque siempre compro mi Lonely Planet, y preparo mi ruta hasta el más mínimo detalle, siempre necesito dejar un tiempo libre, para recorrer la ciudad, descubrirla caminando sin un destino fijo, es lo mejor: piérdete en ella (no en el sentido literal de la palabra, claro).

Espero podáis disfrutar de las maravillas que Viena tiene por ofreceros pronto.

Fdo #travellermom

Viena y sus parques.

Viena es una de las ciudades más verdes del mundo, casi la mitad de su superficie está formada por zonas verdes. ¿Nos acompañas de paseo por sus jardines, parques y bosques?

En el proceso de organizar la ruta para una visita, además de acompañarme de mi guía Lonely planet, siempre intento calcular el tiempo que vamos a invertir en cada actividad. Pero… eso era antes. Ahora que somos un equipo de tres, el tercero de la ecuación, es el que decide. Ya con apenas 3 meses nos tocaban las paradas para repostar, los cambios de pañal, las siestas; y en aquel entonces yo aún era demasiado novata cómo para tenerlo en cuenta.

Desde que viajamos con el #genviajero, además de llevar el cochecito y todas sus cosas, SIEMPRE llevamos la mochila para portear, aunque a veces él decide que no quiere ir en ella, es el método más cómodo para poder recorrer una ciudad; además del mejor para que disfrutara de unas buenas cabezadas.

En nuestra hoja de ruta siempre incluimos alguna zona verde para pasear, siempre que el lugar y la climatología lo permitan. En la capital austríaca fue más de uno de los pulmones de la ciudad los que visitamos.

Teniendo en cuenta que es una “Ciudad Imperial” con varios palacios, hemos de considerar todos los jardines que se encuentran alrededor de ellos, además de parques, bosques y otras zonas.

  • Jardines del Palacio Belvedere : Belvedere significa “Vista hermosa” y cuando contemplas tan majestuosa construcción, rodeada de unos impresionantes jardines con cascadas incluidas; entiendes el motivo de su nombre.
  • Muy cerca de Belvedere se encuentra el Jardín Botánico, que cuenta con invernaderos tropicales. Encontramos miles de especies de los 6 continentes.
  • Siguiendo el camino por esta ciudad barroca encontramos el Palacio Schönbrunn, por supuesto rodeado de unos jardines increíblemente extensos a la par que bonitos. Realmente necesitas un mapa solamente para recorrer estos jardines que incluyen : laberinto, teatro de marionetas, fuentes, pequeñas edificaciones dedicadas a diferentes vegetaciones (cómo la Casa de la Palmera, que alberga una auténtica jungla tropical)… y hasta el Zoo o “Tiergarten”; que disfrutamos durante una mañana.
  • El Stadtpark es uno de los más elegidos para la práctica de deporte, además alberga un pequeño canal con el mismo nombre que la ciudad. Muy cerquita de este parque encontramos la calle Sünn Hof, que tiene un falso techo de paraguas abiertos; muy bonito, original y llamativo.
  • Alrededor del conocido Barrio de los Museos encontramos así mismo muchas zonas verdes; diferentes parques, jardines… así cómo la famosa escultura en honor a Mozart (personaje que nos viene a la mente en cuanto pensamos en la ciudad, además de la gran Sisi, por supuesto).
  • Para no extenderme mucho más acabaré con la última visita de nuestra escapada a Viena, que fue el Prater. Es un inmenso oasis verde en el que encontramos uno de los emblemas de la localidad, su Noria. Además de sus posibilidades deportivas, puesto que es un gran bosque, encontramos un parque de atracciones (un poco venido a menos eso si).

Nosotros visitamos esta hermosa ciudad en noviembre, por lo que la vegetación no era tan espectacular cómo debe ser, y tanto las horas de sol cómo el frío no nos permitieron disfrutar de tantas opciones al aire libre cómo ofrece Viena.

Cuando recuerdo la ciudad, además de su tarta sacher, sus edificios barrocos, su musicalidad, siempre recuerdo las zonas verdes y la cara de mi pequeño cuando vio por primera vez peces en un acuario.

Aquí tenéis otro motivo más para visitar esta maravilla centro europea.

Fdo #travellermom

Viena 1ª Parte …

Llegó el primer viaje internacional del #genviajero…

Viena, Here We go!!

La primera vez que #babyeric salió de España tenía poco más de 3 meses. Viajamos de Palma a Viena, no es un vuelo excesivamente largo, pero tampoco los 35 minutos a Barcelona. Por cierto, era el tercer viaje que hacíamos, ¡¡este era su quinto trayecto en avión!!

La verdad que esta vez el trayecto en avión tampoco fue muy complicado, lo peor el aterrizaje, que empezó a llorar como si no hubiera un mañana. Ni el truco del chupete, ni del biberón funcionaron… Pero, lo peor no fue eso… TODO el trayecto del aeropuerto al hotel se lo pasó llorando. Aún me pregunto como el transferista no nos hizo bajar y nos dejó en la carretera; me pasé la media hora pidiendo disculpas e intentando tranquilizar a ese pequeño terremoto.

La temperatura de Noviembre en Viena no es de un frío bajo cero, pero no tiene nada que ver con el clima isleño al que estamos acostumbrados, así que íbamos con mil capas… venga, facilitando el cambio de pañal… jajaja!😅

En esta entrada de hoy os voy a hablar de la gastronomía austríaca. Cada 2-3hr Eric repostaba, así que nos parábamos a tomar un café, té, o una cerveza artesana… o directamente a comer. Las cervezas austríacas no están nada mal, además hay muchos bares con varios tipos de tiradores y diversas cervezas (por si sois de los nuestros y os gusta). Además dicen que el café austríaco es el mejor del mundo, la ciudad está llena de cafeterías, y hay una cultura de tomar café muy extendida entre su sociedad.

En la gastronomía austríaca hay una mezcla de culturas entre ellas judía, italiana, húngara y turca, entre otras. Uno de sus platos más tradicionales es el Schitzel, un escalope empanado que habitualmente se acompaña con ensalada de patatas tibias. Ricardo, que era quien solía mirar las cartas, siempre miraba el Schitzel, “a ver de que lo hacen aquí”… Y sí, se comió alguno que otro. Por mi parte solía decantarme por las salchichas… ¡Viva el colesterol! El pescado más típico es la trucha (mmm… parece que no nos llamaba mucho la atención, no es cómo cuando fuimos a Escandinavia que nos pasábamos el día pidiendo salmón). Solíamos parar a comer en los Beisl, restaurantes sencillos de ambiente informal dónde se sirven especialidades locales. Se preparan también muchos platos con base de venado, jabalí o corzo (acompañado habitualmente con salsa de frutos rojos).

Pero si por algo se conoce la cocina vienesa es por los dulces. Vamos, en el momento en que aterrizamos no dejé de pensar en la estrella de la corona, la tarta Sacher. Aún recuerdo una promoción que hizo Austrian Airlines cuando trabajaba en Iberojet. Hicieron una presentación, y nos trajeron como detalle unas cuantas tartas Sacher… Nunca olvidé sus tarifas, siglas y promociones, el sabor a chocolate en mis papilas gustativas me lo recordaban… jajaja! 😅

Existe una conocida rivalidad entre 2 cafeterías de la ciudad como “creadores” de la mejor tarta Sacher “sachertorte” del mundo. La batalla la libran el Grand Café y el Café Sacher. Cada uno aporta sus pruebas de ser los primeros en servir dicho dulce, y de tener la receta tradicional. Lo que sí sabemos a ciencia cierta es que en ambos se crean largas colas para disfrutar de este dulce bocado.

Y si…, ¡lo hicimos! con #babyeric en la mochila, hicimos la cola para entrar al café del Hotel Sacher. La espera fue acompañada por llantos, a la par que #travellermom cantaba y bailaba para tranquilizar a ese bomboncito, era mejor que cantara yo a seguir escuchando su melodioso llanto…

Después de un ratito en la cola pudimos entrar a ese ostentoso lugar, todo muy barroco, muy rococó. Si, no es barato, lo sé, hicimos el guiri total PEEEERO… vaya tarta. Volvería a viajar a Austria solamente por volver a comer otro pedacito de cielo. Aunque resulta que no es necesario, la cafetería del hotel Sacher ¡¡¡hace envíos internacionales!!! Así que puedo pensar en mi próximo destino de viaje comiendo un trocito de tarta de chocolate deliciosa.

Ademas también encontramos otros dulces como Apfelstrudel (tarta de manzana), el Kaiserschmarrn (postre hecho caramelizando trozos de tortitas) y los famosos Creps (Palatschinken). Estos dulces se acompañan de varios tipos de bebidas, y es que el café juega un importantísimo papel en la vida de los austríacos.

Ya en la época de la II Guerra Mundial existían más de 1200 locales/cafeterías. Los modos de servir el café son muy variados: Moka, el Turco, el Vienés (Kapuziner), el tipo expreso, el Brauner (cortado), el Melange, entre muchos otros.

Hasta aquí la primera parte del destino Viena, que para mí ha sido uno de los viajes más especiales, el primero con una mochila a cuestas que tiene vida propia.

La próxima semana más de este destino, espero que hayas abierto boca para todo lo que estás por descubrir.

Sígueme y así no te perderás ninguno de mis posts.

👉 Instagram @the_wanderlust_mom

👉 Facebook @travellermom

👉 twitter @traveller_mom

👉 http://www.linkedin.com/in/raqueldiazdelarocha/

Fdo #travellermom

EGO AMO ❤ BARCINO!

Para mí, hablar de mi hogar, es hablar de dos sitios. Uno de acogida (mi paraíso, Mallorca) y el otro de corazón. Hoy, 5 de Febrero de 2021, llevo poco más de un año sin poder visitar mi tierra, Barcelona, y es por ello que quiero dedicarle estas líneas.

Primer vuelo de Baby Eric PMI-BCN 12SEP2019

La primera vez que #babyeric se montó en un avión era para ir a conocer a la familia. Con poco más de un mes nos montamos en su primer vuelo destino a la Ciudad Condal.

Fue alucinante, nos montamos en el avión y se durmió. Sí, es un vuelo corto, de máximo 35 minutos, entre que despega y aterriza (en el aire poco más de 20 minutos); pues durmió todo el recorrido. Vamos, que nadie se dio cuenta de que mi #genviajero estaba a bordo. Bueno, nadie excepto yo y #travellerdad; que babeábamos pensando en la cantidad de veces repetiremos esa acción.

Realmente el viaje fue de visita familiar, por lo que no pudimos pasearnos mucho por esta ciudad que llevo en mi corazón. Para mí es un ejemplo de ciudad: bonita, abierta, cosmopolita, cultural, gastronómica… si no hubiera nacido allí, estoy convencida que igualmente querría poder disfrutar de vivir en ella.

A modo de introducción os quiero presentar esta maravilla del Mediterraneo, en otros posts ya iré más en detalle con algunos de sus lugares.

  • Is a must: A ver a todo “guiri” que le preguntes te va a decir: La Sagrada Família, La Casa Batlló, La Pedrera, Las Ramblas, La Barceloneta, el Parque Güell… si es que yo creo que es una ciudad en la que se deben invertir un mínimo de 5 días, y digo mínimo.
  • Hay otros no tan archi-conocidos, pero que cada vez van tomando más nombre: el parque del laberinto en Horta, la casa Ametller, la Plaça del Rei, el Hospital de Sant Pau, el Palau de la música catalana, el Liceu..
  • Y si me pongo a hablar de museos, pues me quedo sola: Cosmocaixa (ideal para peques), MNAC, Museo Picasso, Museo Egipcio (increíble lo he visitado 3 veces y no te deja indiferente), Museo de historia de Cataluña, o… el Museo del chocolate; si es que ¿Quién se puede aburrir en un museo?
  • ¿Dónde ir si te entra hambre? Desde el mercado de La Boquería, hasta el Tickets de Ferràn Adrià o grandes ⭐ Michelín en hoteles. En esta ciudad mediterránea hay muchos platos típicos más allá de la Botifarra amb montgetes (que es una de las cosas que más echo de menos viviendo fuera, la butifarra de otros sitios no tiene el mismo sabor) y la crema catalana. Cocina de autor, cocina fusión… de verdad, dedica un tiempo a elegir los lugares dónde vas a comer.

¿Te gustaría tener todo esto a vista de pájaro? ¿Dónde tener las mejores vistas de la ciudad? Además de las vistas que podemos tener desde Collserola, o desde el Parc Güell hay un lugar que se ha ido poniendo más y más de moda, que son LOS BUNKERS DEL CARMEL. Que aparte de ofrecernos una vista que me pone los pelos de punta, nos permite conocer un poco más de la cultura de la ciudad. Durante la Guerra Civil en la cima del Turó de la Rovira (que es dónde se ubica) se encontraba una batería antiaérea, realmente nunca ha albergado bunkers. Antes apenas conocían el lugar los vecinos de los barrios cercanos, pero en la actualidad, podríamos decir que se ha viralizado, y se llena de turistas deseosos de disfrutar de tener Barcelona a sus pies.

Este es el aperitivo de lo que podéis experimentar en una gran, y a la vez pequeña, metrópoli llamada Barcelona; que poco tiene que ver con la antigua, pero igualmente hermosa Barcino.

Barcelona “La ciudad de las maravillas”

Playa Lovers 😍

El diccionario define la palabra adicto del siguiente modo: “Que tiene afición desmesurada a algo“. Pues en mi familia podemos decir que somos adictos a la Playa.

Mañana en Port Pollença

Es por ello que no importa la estación del año, siempre intentamos acercarnos a la playa, viviendo en #Mallorca lo tenemos bastante fácil. 😅

Así que con muchísimas ganas nos dirigimos a Port Pollença. La zona Norte de nuestra adorada isla tiene playas largas de arena blanca, con grandes paseos marítimos y un azul turquesa que enamora. Probablemente no elegimos el mejor día, cómo se puede apreciar en las fotos, (nubes por doquier, y negras negras…) pero el olor a sal, y sentir la sensación que nos transmite el sonido de las olas nos hacen olvidarnos de ese cielo que augura tormenta.

Aprovechamos la ocasión para conocer los parques infantiles de la zona, que se encuentran en la arena, nos parecieron espectaculares, pero a #babyeric muchísimo más. Un chiringuito bajo un pinar, nos hizo plantearnos volver de nuevo hacia la primavera, y además del paseo llevarnos un picnic y disfrutar del entorno paradisíaco. ¡Os lo contaremos pronto! 😉

Si no conocéis la zona norte de Sa Roqueta os la recomendamos enormemente si tenéis bebés o niños. Cómo os decía es ideal para pasear, pero es que además en temporada de verano dispone de playas perfectas para el baño y juego con los peques. Una de mis playas favoritas es Playa de Muro con su azul caribeño, el pequeño embarcadero y sobre todo qué los peques pueden jugar tranquilamente en la orilla, y no cubre hasta pasados unos cuantos metros. Can Picafort y Port d’Alcudia también merecen mención.

En esta zona además de estas playas nos encontramos con una localidad preciosa como es Alcudia. NO sólo de playa vive el hombre, ¿no?… bueno en nuestro caso si, pero si te gusta añadir algo más a tu mañana de playa; nada mejor que ir a tomarte un helado paseando por esta pequeña ciudad amurallada. Su centro histórico es peatonal, y nos permitirá poder pasear mucho más tranquilos si vamos con peques. Además, en la misma ciudad encontramos las Ruinas romanas de Pollentia.

Me dejo en el tintero, para un próximo post, muchos lugares impresionantes del Norte mallorquín cómo Cap Formentor, Playa Formentor, su faro y algunas calitas impresionantes.

Tanto si te gusta la playa como si “ni fú ni fa” te recomiendo una visita al norte de Mallorca, seguro que no te deja indiferente.

Fdo. #travellermom 🧳

Mallorca – Fresópolis

Sa Roqueta es mucho más que playas paradisíacas: cultura, gastronomía, arte y una extensa oferta rural hacen de esta isla un destino muy recomendable para familias.

Para una Barcelonesa llegando a Mallorca, lo primero que pasaba por mi mente eran las playas. Nada más llegar a la isla empezamos a recorrer calas, calòs (calas pequeñitas de rocas) playas… (aunque también intercalábamos alguna visita cultural) Después de que #babyEric llegara a nuestras vidas, y aunque nuestro #genviajero ha salido playero (lo lleva también en los genes) nos dedicamos a visitar otros lugares que le ayuden a conocer el mundo en el que vive.

La semana pasada que papi estaba de vacaciones decidimos dedicar un día a visitar Fresopolis (Llucmajor). Con la idea de “campo de cultivo-granja” podemos hacer que los más pequeños conozcan los animales (se les puede dar de comer, previo pago eso si…), aprendan de ellos y también del arte de cultivar (no solo fresas como su nombre indica, cerezas, pimientos, berenjenas… incluso embotellan su propio vino).

Las amplias instalaciones constan de zona de recreo con barbacoas (hay bastantes mesas con bancos y barbacoas individuales para cada una de ellas), la zona de “playa” ( zona de arena y juegos para los más peques, al lado también se encuentra una zona para jugar a futbol), la zona de los animales y un pequeño bar. Pero sobre todo mucho espacio para que los más peques corran y disfruten, Eric se volvió loco corriendo detrás de las gallinas.

Nosotros visitamos el reciento entre semana, y se nota, no hay mucha gente, y puedes ir tranquilo. Los fines de semana, por lo que nos comentaron, se llena un poco más, y es recomendable reservar. En fin de semana organizan paellas y comidas (aunque puedes también llevar tu propia comida ¡OJO! bebida NO) y amenizan con actividades para los peques (música en vivo y animadores).

Lo consideramos una muy buena alternativa para pasar un rato en la naturaleza y que Eric empiece a conocer a los animales. Esperamos que os guste, y si lo visitáis que nos deis vuestra opinión.

Para cualquier duda estarán encantados de ayudaros en su Instagram/Facebook.

Corriendo tras las gallinas
Entretenido mirando ovejas, cabras, cerditos…
Su amigo burrito mirándolo jugar con paja.
Agrupadas comiendo
Súper espacioso para correr y disfrutar de la naturaleza.

Traveller Mom

Soy Raquel, una viajera y ahora además mami, decidida a recorrer mundo ¿Te vienes?

Este Blog nace de mi pasión por viajar y conocer nuevos lugares alrededor de nuestro maravilloso mundo. Con el paso del tiempo se unió a mi camino mi marido y a posteriori #babyeric.

¿Te animas a seguir nuestro camino y conocer nuevos lugares, consejos sobre viajes con bebés y niños, gastronomía…? Publicaré de todo un poco.

¡Espero que os guste!

Raquel – The Traveller Mom –