Consejos

Aprovecha y viaja ahora…

Dentro del “maravilloso mundo del embarazo” hay un capítulo que siempre nos crispa los nervios a las futuras mamis, y ese es el de los consejos. Nuestros allegados, familiares, compañeros de trabajo, vecinos… Todos y cada uno de ellos siempre tienen una opinión que parece que les va a explotar y “DEBEN COMPARTIR” con la futura mamá. Y como no podría ser menos, esto también sucede con el tema de VIAJAR .

La gran parte de mi embarazo escuché el típico : aprovéchate ahora que puedes y viaja, cuando tengas el bebé no podrás viajar… Mi respuesta siempre era la misma: ¡bueno, ya veremos! Pero mi cabecita pensaba que mi pequeño #genviajero iba a ser un gran compañero de viaje. Para una Wanderlust cómo yo, solamente pensar en no viajar durante un tiempo me ponía los pelos de punta (obviemos el tema pandemia mundial que nos ha dejado Out of service).

Así que, cuando ese pequeñín cumplió un mes, decidimos subirnos a un avión. Si bien era un trayecto muy corto, los preparativos para un viaje con un bebé, y tooooodo lo que tienes que llevar contigo conlleva una gran organización. (En un próximo post os daré consejos sobre el qué llevar, qué no y por supuesto los must).

Disfruté esa espera en el aeropuerto, el embarque, el ser la primera vez que usaba un adaptador para cinturón de seguridad … Ese pequeñín se pasó todo el viaje durmiendo, y su mami se lo pasó con una sonrisa de oreja a oreja mirándolo y pensando en el gran futuro repleto de viajes que le queda por delante.

La moraleja es: SIIIIIII se puede viajar con bebés, solamente necesitas organizarte y sobre todo entender que no puedes viajar con sólo una mochila. Prepara con antelación las cosas que vas a necesitar durante el viaje (no solamente contando la duración del vuelo, también el tiempo de trayecto al aeropuerto, el tiempo de espera y el de llegada a destino) así cómo lo que necesitarás para los días de estancia. Piensa en comidas, horas de baño, de dormir, entretenimiento… Así mismo y súper importante no olvides organizar el carrito (prueba de nuevo cómo se cierra y abre, hacerlo en medio de un embarque puede ponerte nerviosill@) y si porteas no olvides tu mochila. Organiza tu seguro médico y comprueba que tengas cobertura en el lugar al que vas a viajar, y lleva contigo la cartilla médica del bebé.

Y ahora dime: ¿Cuál será el próximo lugar al que vas a llevar a tu #genviajero?

A %d blogueros les gusta esto: